comiendo-galletas

La salud bucodental descubre celíacos

La salud bucodental descubre celíacos

comiendo-galletas
Dado que la intolerancia al gluten origina afecciones de carácter digestivo y también oral, la prevención y la detección precoz a través de la salud bucodental constituye una pieza clave para luchar contra la celiaquía.
Aunque los síntomas pueden estar ligados a otro tipo de afecciones, la celiaquía suele manifestarse de la siguiente manera en la cavidad oral:
En el esmalte: puede presentar una decoloración dental (manchas blancas, amarillas o marrones), dientes que se rompen fácilmente o dientes con apariencia translúcida. Dichas imperfecciones son simétricas y suelen aparecer en incisivos y molares.
Retraso en la erupción dental: la celiaquía suele provocar un retraso en la salida de los dientes definitivos.
Defectos estructurales: debido a la mala absorción del calcio, los defectos estructurales en los dientes suelen ser muy habituales. A pesar de todo, una vez diagnosticada la afección y siguiendo los consejos de nuestro odontólogo, los celíacos pueden disfrutar de una adecuada salud bucodental.
Aparición de aftas de manera recurrente.
Inflamaciones de la mucosa bucal.
Consejos de salud oral
Aunque la enfermedad celíaca no tiene por qué tener mayor afectación en la salud bucodental de los niños, es importante realizar un diagnóstico precoz y establecer unos hábitos de higiene adecuados para reducir las posibles afectaciones en los dientes.
En definitiva, el control de la salud bucodental de los más pequeños constituye un método efectivo para la detección de la enfermedad celíaca y, por ello, es aconsejable acudir de forma periódica a su especialista.
“Se ha demostrado que una de las formas más efectivas y precoces para detectar la enfermedad celíaca es a través de la salud bucodental, por lo que recomendamos acudir de forma periódica a un especialista”, asegura Conchita Curull, directora médica de la clínica, es delegada de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) en Tarragona.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *